6/22/2018

Los hinchas más incoherentes del mundo


por Pedro Patzer

¡Poné huevo! grita el tipo que ante cada asamblea se resfría y deja en banda
a sus compañeros
¡Pasala, pasala! ¡ Jugala con los otros!
Indica el jefe que se ufana de no haber dado nunca un aumento
¡Rompelo  a ése, rompelo! - expresa el que coordina el comité de ética
¡Estos tipos no sienten la camiseta! - advierte el que se unió a la empresa,
luego de vender datos de la compañía de la competencia en la que trabajaba
¡Lo que falta acá es compromiso! - afirma el que se saca la alianza
apenas sale de su casa
¡Pechos frios, son unos pechos fríos! Grita el que dice haber votado a tal o a cual,
según quién le pregunte
¡Messi, aparecé, aparecé! - Ordena el que dejó de ver a su amigo
apenas perdió el laburo
¡Mascherano jubilate! - Agrega el ejecutivo de sesenta y ocho años que
acaba de estrenar amante de veintinueve
¡Para que tenés la manos, arquero! - Señala el que nunca puso su mano en el bolsillo,
para pagarle un café a alguien
¡Qué poco amor al país tienen estos jugadores! - Espeta el que acaba de cerrar su Pyme
para apostar todo a la timba financiera
¡Esto no da para más, qué papelón mundial hicimos! - Indica el que aplaude
que volvamos a endeudarnos con el FMI

6/19/2018

De Cantos Ajenos

por Pedro Patzer

Pusimos demasiados dioses en templos
héroes en estatuas,
musas en museos,
vidas en enciclopedias,
plegarias en la memoria,
victorias en batallas ajenas,
canciones en guitarras prestadas,
que un día no supimos cómo
bailar nuestra música
poblar nuestro silencio
reconocer nuestra voz

6/11/2018

El mundo en un gesto

por Pedro Patzer

Hay hechos que nos revelan el árbol que silencio a silencio
fue creciendo en nuestro corazón.
Los nombres que ya son piedras de nuestro olvido
y los olvidos que ya son piedras que ningún niño lanza contra los muros de la adultez
los días en los que nada vimos nacer
las noches en las que todo vimos morir
las elegías que nos hicieron repetir de memoria
por muertos que nunca fueron nuestros
los  profesores que jamás nos hablaron de las tragedias
de los puertos sin naves
de la juventud sin inmortalidades
de las miradas sin antorchas
de las palabras sin aventuras
mientras las multitudes esperan al mesías
ignorando a los que todo los días
salvan al mundo con un gesto.

6/03/2018

Luis, el que jamás puso en venta su alma

al padre Farinello 
por Pedro Patzer

Pescador de hombres, entre la sequía,
padrecito de los descalzos, caminante,
sabías que con una rebanada de pan
se salva el mundo,
jamás fuiste amigo de los fariseos,
nunca alquilaste tu alma,
jamás dudaste en echar
a los mercaderes del templo,
tu vida fue como la guitarra del pobre,
como el pájaro que acerca su canto
a los calabozos del mundo.

6/01/2018

Lección de Historia y Río

por Pedro Patzer

La apología del candado ha construido carceleros
miradas con diamantes dormidos
con duendes callados y uniformados,
lecciones de historia donde siempre pierden los mismos,
un mundo en el que una gota de petróleo
vale más que un niño,
y una raya de merca
más que un pedazo de pan,
mientras las escuelas gestan ovejas
y domestican los lobos del corazón,
la postales oficiales anestesian
la rebeldía del río,
callan su canto guerrero,
no sea cosa que los de las orillas aprendan
aquella música
y les dé por dejar de ser los que miran:
la vida desde el borde,
la vida con wi fi,
la vida según google,
la vida repitiendo palabras ajenas,
la vida calculada por el gps,
la vida como un accidente perfecto,
la vida sólo con música de ranking,
la vida con las montañas siempre custodiadas,
y comiencen a ser el río que impone la bravura
de su canto, el duende que se desnuda de vida,
el que en un mundo de herméticas certezas,
ofrece humanas preguntas

5/28/2018

Poniendo el alma en orden

por Pedro Patzer

Cada vez que un niño me pregunte
qué quiero ser cuando sea niño
le diré que niño, tan sólo un niño.
No permitiré más que me saquen el sol del lunes,
ni que me obliguen a tratar a mis dioses de usted,
mucho menos que me hagan contar las sílabas de las palabras que salvan al corazón humano.
No toleraré más que la ciencia haga de las biografías meros datos biológicos.
Ya no seré el mar según Wikipedia, seré el mar como un estado posible del alma.
Le sacaré a mis íntimas naves las anclas y las brújulas
y seré la travesía divina del ser en el hacer.
Aprenderé los idiomas de cada cosa que vive,
no seré indiferente ante todo lo que tiene música.
Ya no diré “hasta mañana” sino “hasta el próximo universo que habitemos”
Desconfiaré de la sobriedad de los que nunca han bebido rocío
y de los pulcros cancilleres del mundo caníbal.

5/03/2018

La flor del silencio

por Pedro Patzer

Su silencio estaba poblado
de un perfume que sólo
brindan las flores
que los niños dibujan
al atardecer

Los hinchas más incoherentes del mundo

por Pedro Patzer ¡Poné huevo! grita el tipo que ante cada asamblea se resfría y deja en banda a sus compañeros ¡Pasala, pasala! ¡ ...