DEDICADO

En memoria de Santiago Maldonado. Pedimos justicia.

7/27/2006

Duilio no era inmortal

Duilio, Quijote, poeta latino siempre extraviado en Buenos Aires. Me dijeron que has muerto. Y no lo creo. La última vez que nos vimos, te leí unos poemas y vos me diste unos cuantos concejos. Y hoy un llamado telefónico conjuga tu nombre con el verbo morir – Duilio Ferraro murió.
Profesor de los entuertos propios de un nacido para nacer, ciudadano de bibliotecas, amigo, te fuiste sin saludar, cargaste tu rocinante con algunos libros de Roma y saliste a cabalgar eternidades por los arrabales de la memoria.
Ya La Lucila quedó desierta, tu viejo piano permanecerá callado en la tristeza, tus estatuas griegas perderán músculos cuando el sol no repase tus explicaciones acertadas sobre la mitología, un hombre de figura a lo Quijano, uranio como pocos he visto, clásico y modernista, amante del Dante ¿Acaso estarás disfrutando del Paraíso que tan aburrido te parecía? Habrás hallado a Romanina, esa mujer de pómulos rosados que se fue tan rápido de excursión al silencio. Y ahora te veo, por fin, feliz. Te veía bastante cansado de mundo. Era mucho lirismo para una época de jóvenes resignados y revoluciones cotizando en el estadio de fútbol.
Amigo, profesor, poeta. Duilio, gracias por tanto!!!

Pedro Patzer te saluda

No hay comentarios.: