3/10/2014


 A la memoria de Car


Cuando menos se la espera, la infancia regresa de su exilio y con ojos inocentes intenta comprender el crimen y despertar a la rayuela del milagro. Es cuando pareciera que Dios jugase a las escondidas. Sin embargo, es la vida escribiendo el mismo soneto que desde hace miles de almas intenta superar una respuesta: la infancia es la eternidad

Pedro Patzer, marzo de 2014

No hay comentarios.:

AMIGO

por Pedro Patzer Amigo, el que le pone ojos a nuestros más ciegos silencios, el que se hace libro cuando acechan las páginas en blanc...