10/10/2015

Volver a estar desnudos

Ser los fondos
Hacer del corazón una semilla
Habitar el espíritu de cada cosa
Desde la cima del silencio reconocer
la propia voz como un río
Traducir cada pregunta del árbol
Asumir nuestro destino de viento
y que cada pájaro que calle sea una canción
que le debamos a la vida
Entregar las armas que nos han dado
los ejércitos de la nada
y dejar atrás el lenguaje que nos inculcaron
las escuelas de espectros
Volver a estar desnudos
y permitir que nuestro espíritu florezca
como el llamado de la primavera
lo indique

PEDRO PATZER

No hay comentarios.:

El país del Tantanakuy infantil, la resistencia cultural del mañana

por Pedro Patzer Entre la publicidad que nos invita a ser un ladrillo más en la pared y la televisión que impide que averigüemos nuestros...