DEDICADO

Este blog está dedicado a mi musa Mercedes

12/20/2006

LEÓN GIECO, EL GARDEL DEL SIGLO XXI



Cuando la memoria de mañana escriba la historia de nuestros días, hablará de León Gieco como aquel Gardel que con sus voz abrazó diversos géneros: rock nacional, folklore, tango y hasta cumbia. Su canto se hizo pan de esperanza para todos esos soñadores que aspiran con un mundo más justo.
El canto de León Gieco se hizo bandera de la patria de las utopías, jardín donde juegan los niños que alcanzan una vida mejor en las canciones. Para todos los exiliados del sistema, para todos aquellos que el dolor ha puesto su firma en los corazones, para todos ellos León canta, para que los descalzos tengan una canción que los guíe en el arduo peregrinaje hacia la justicia,

La voz de la memoria que canta la historia, repasa en melodías lo que fue y sueña en canciones lo que pudo haber sido.
Sus empresas imposibles han reunido a socios como Don Sixto Palavecino, Antonio Tormo, Mercedes Sosa, Gustavo Leguizamón, Leda Valladares, Jerónima Sequeiro, Víctor Heredia, Charly García y a cantores anónimos de todo el país.

León logra cantar todo eso que nunca pudimos alcanzar, Gieco canta a un país más justo, a una revolución, él entona el himno de ese comarca que todos debemos alcanzar en los ideales.

¡Ah de la vida! Y Léon Gieco responde, porque este Quevedo nacido en Cañada Rosquín, Santa Fe, es un hombre que está cerca de la vida, derrotando artificios, su voz trasciende el drama cotidiano para alojarse en el porvenir ideal al que aspira una canción.

Su canto enciende la utopía necesaria para trabajar por la esperanza, su voz sugiere el mundo que recuperamos en la memoria, porque la historia contemporánea argentina es contada y cantada en sus canciones.
Su guitarra vibró de Ushuaia a la Quiaca, en peñas, capitales de provincia y comarcas pequeñas, apenas habitadas. León Gieco puebla en sus canciones las inquietudes del espíritu del hombre ante la circunstancia propias de la realidad latinoamericana.
Gieco logra una carrera comprometida con la justicia, pero también con el amor, quizás sea el mismo compromiso, porque el que lucha de alguna manera lo hace por amor.


PEDRO PATZER

1 comentario:

Sonia Betancort dijo...

què belleza tu comentario