5/22/2007

LOS ELEGIDOS


El niño que sigo siendo en mi mirada me pide upa: “no dejes de ver la cosquillita azul en cada cosa” Y es así que las astromelias perdonan en sus silencios, y las palomas insisten con ciertas plegarias; las manos con lunares de los ancianos que llevan la última receta de auroras y ponientes, los suicidas en las cornisas, como un coro de sirenas modernas; canillas gotean al mar que alguna vez navegaron los viejos profetas; viejas máquinas de escribir, llevan como epitafio un ocre recuerdo, los enamorados ofrecen inmortalidad en las plazas, los trenes se pronuncian ante el muro donde el día bosteza; Buenos Aires, dime: ¿Hacia dónde van esos peregrinos?
La ciudad calla, los que leen las instrucciones para aprender a volar miran el cielo y saben que muy pronto serán los elegidos


Pedro Patzer
mayo 2007

4 comentarios:

Anónimo dijo...

una Oda a tu alegria! y a tu poesia ....
(bj)

Eritia dijo...

¡No dejes de ver la cosquillita azul en cada cosa!

Abrazos llenos de azul

Dad dijo...

Obrigada pela tua visita. Também gostei de sentir o que escreves. Muito belo!

Grande beijinho para ti,

lu! dijo...

blue, blue, blue... todo azul. Me gusta tu prosa, es linda.

saludos desde acá mi país, lleno de lluvias soledades y melancolicos soles.


lu!

Los Maleducados

por Pedro Patzer Hay algo de sabiduría en los alumnos rebeldes, como si rechazaran a todo eso que los “ganadores” hicieron de la escue...