6/15/2008

Alguien ha matado al mundo, otra vez

Alguien que tira leche en las rutas, mientras niños mueren de hambre, es alguien que ha matado al mundo, otra vez.
Los grandes pronosticadores del Apocalipsis, se equivocan si entre sus matemáticos presagios, no colocan, a energúmenos, que arrojan a la basura alimentos, mientras una parte del mundo engorda a la muerte.
De nada sirve, hablar de un glaciar que se derrite, si primero no mencionamos al viejo genocidio que vuelve.
El planeta habla de crisis de alimentos, aunque debería hablar, de crisis del corazón humano. ¿Acaso, no se sabe, que el problema no es que la tierra no nos brinde sus frutos, sino que el hombre prefiere, para tener más beneficios económicos, usar la tierra para el bio combustible? Del mismo modo, en mi país, Argentina, un conjunto de imbéciles, prefieren tirar comida, para alcanzar sólo un objetivo: obtener más ganancias
Basta de pedirle a Dios por asuntos que pueden solucionar los hombres, basta de invocar a Dios, por problemas que inventan los hombres.

Perdón si esta vez no escribí un poema, pero las musas están agonizando en el monte de Santiago, en alguna aldea africana, en una casa de Haití o entre los escombros de Bagdad.


Pedro Patzer

6 comentarios:

vero dijo...

es el poema de una realidad que a todos nos duele, nunca tan sabiamente contado. Nos duele, me duele la impotencia que sentimos todos.
Comparto cada palabra. Gracias por haber hablado por nosotros.
Un abrazo grande

vero

Sonia Betancort dijo...

El otro día paseamos por la calle Florida y un niño, ya sin acordeón, desdibujaba cualquier apariencia de cielo. Sus manos inolvidables tocando una canción perfecta por una moneda sin luz. Como el niño de tu relato, con el estómago reducido a una minúscula costilla. Me acuesto a su lado y el frío derrite mis huesos acomodados a un cuerpo tibio. Ni filosofías ni sabidurías. A la estrella la alimenta el pan. Egoístas de consumo. Aguafiestas de la inocencia de un algo mejor. Hipócritas del desamor. Carnívoros del abrazo. ¿Será posible que cambiar las cosas sea posible y sigamos de brazos cruzados?

Anónimo dijo...

Como un niño que apunta su dedo para matar una realidad en un tren a cualquier parte.

Como alguien que ve, con ojos apenados la realidad que nos golpea en la cara.

Nos rasguña el rostro esta actualidad, y dan ganas de hacer cosas para eliminarla. Sin Embargo para eso debemos tener las cosas claras, ojala que esta indignacion se propague para que todos juntos podamos señalar al tipo que abre la canilla con ese liquido blanco y podamos enseñarle a estas generaciones sufrientes, carentes de valores que estas cosas no deben hacerse.

Un angel pierde plumas y sufre al ver estos escenarios.


Que gusto que hayas vuelto.

Thelma Anaya Medina.

♥ ⌋€Ψ - €mm€ ♥ dijo...

cierta realidad hay en esto que nos toca vivir, Peter.

Raro es que nadie haga nada, Extraño que al ver esas imagenes no haya salido la gente a la calle a protestar por eso y no por otras cosas.

Pasion es lo que el mundo necesita, y a vos te sobra para defender lo que creés. Gracias por ser parte de este mundo. Gracias por ser Pedro Patzer.

Piruxa. dijo...

El texto se repite porque la realidad lo dicta. La paradoja de la humanidad...
Llueve en Buenos aires y hay tormenta en los corazones del mundo entero. El texto se repite...La lluvia no seca la ira...El texto se repite y la lluvia cae atònita
...El individualismo se inunda de fatìdico progreso.El texto se repite...las voces buscan jardines pùblicos y no edenes torturadores de gritos...El texto se repite...El tiempo no lo lee, la muerte no espera...El texto se repite...

Saludos de jueves.

josé dijo...

La hipocresía siempre tiene respuestas para sus macabras posturas que nunca salen del corazón sino de un bolsillo. No tienes que disculparte Pedro, permíteme considerarme tu amigo, mi afecto es para vos.