DEDICADO

En memoria de Santiago Maldonado. Pedimos justicia.

2/12/2007

LA INTIMIDAD






Cuando adolescente, creía justo defender cada causa de cualquier manera, luego la vida y sus artefactos, me fueron demostrando que uno se va haciendo desconocido ante la incomprensión. Y ya no sirve de nada pegar tres gritos o tratar de defender una idea utilizando todos los elementos de la tempestad. Ahora comprendo que pasa algo mucho más profundo, uno comienza a perder intimidad con toda esa gente, con la que ya no compartimos el mismo lenguaje, o iguales códigos.

Tal vez ahora tenga muchas más intimidad con mis amistades y mucho menos trato con mis desconocidos.


Pedro Patzer

febrero de 2007

1 comentario:

Eritia dijo...

Pedro, resplandece esta lluviosa madrugada en el sur del sur, cuando descubro tu casa en el aire.
La mano de Sonia y su verbo dulce y generoso dibujó el camino...
Vengo llegando de la ausencia,
regreso que intuyo será presencia
y huella perenne tras el fósforo de tus palabras.

Abrazos desde Chile.

PD: ¡Gracias! por ese recuerdo de Violeta, Pablo, Victor, Salvador y los otros los sin voz y sin justicia.