DEDICADO

En memoria de Santiago Maldonado. Pedimos justicia.

4/04/2007

LAS NUBES



Amigos, no estamos solos: están las nubes!!!

Anoche, cuando las letras del libro que estaba leyendo, comenzaron a mostrarse exhaustas en mis pupilas, apagué la luz y abrí la ventana, y allí estaban ellas, en su carnaval de alturas, maquilladas de plateado por la vieja luna, testigo silencioso de tantos crímenes y milagros.

Primero, insinuaron formas abstractas, luego comenzaron a emular cuerpos, sagradas anatomías de quién sabe qué amantes; malditos cuerpos de quién sabe qué errantes, para luego volverse juguetes de los niños nocturnos que siempre tienen hambre de ángeles, tentaciones del pan de los arribas. Luego sólo fueron un cortejo de nubes, en los solemnes funerales del día que ya era ceniza, en esa leve brisa, que sugería melancolía sobre las ropas colgadas en las terrazas, que parecían banderas de países que sólo existen segundos antes del sueño.


Pedro Patzer

2 comentarios:

Eritia dijo...

¡Lindo texto, Pedro!.
Lindo y evocador...Quisiera decir más, pero ya voy cruzando las fronteras de esos "paises que sólo existen segundos antes del sueño".

Un abrazo de nube

Piruxa. dijo...

Me sos yo en el texto es uno de los cielos màs azules que conoce mi ser al remontar sus ecos-…El cielo más azul al que deseo ---- Con su propia tormenta… Sus Nubes… A tu cielo le gusta ser ruta de vuelo de aves, de tus aves imaginarias…
Y tu nube gris?...Que anuncia, si no la tormenta que divide los mundos terrenales de los divinos?

Saludos!

... y no estamos solos: Estàn las alfombras màgicas.

Piruxa.