2/16/2018

Hermanos de todo lo que florece

por Pedro Patzer


Creo que el amor también es una misión:
le presta sus ojos extraordinarios al mundo ordinario,
desata su jardín, instala su valiente ternura,
sus ejercicios de inmortalidad,
en una parcela donde la mayoría de las cosas
nace para morir.
Amar nos hace artistas del sentimiento,
enemigos de todo lo que mata,
hermanos de todo lo que florece.

No hay comentarios.:

El país del Tantanakuy infantil, la resistencia cultural del mañana

por Pedro Patzer Entre la publicidad que nos invita a ser un ladrillo más en la pared y la televisión que impide que averigüemos nuestros...